Peleas de Lozano, Calderón y Cortés evidencian crisis al interior del PAN

El Partido Acción Nacional (PAN) atraviesa un periodo de tensiones internas, protagonizadas por Javier Lozano, Felipe Calderón y Marko Cortés. Las disputas giran en torno a la crisis del partido, el impacto del caso García Luna y la polémica sobre las candidaturas plurinominales. Estas diferencias han salido a la luz, mostrando una fractura significativa en el interior del partido.

Javier Lozano ha criticado abiertamente la gestión de Marko Cortés al frente del PAN, argumentando que el partido ha perdido rumbo y fuerza política. Lozano sostiene que la falta de liderazgo y visión estratégica ha debilitado la posición del PAN en el escenario político nacional. Sus declaraciones han generado una serie de respuestas por parte de otros miembros del partido, exacerbando las tensiones.

Felipe Calderón, expresidente de México, también ha manifestado su preocupación por el estado actual del PAN. Calderón ha enfatizado la necesidad de una renovación profunda dentro del partido para recuperar la confianza de los ciudadanos. Además, ha señalado la importancia de enfrentar con transparencia el legado de figuras controvertidas como Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública, cuya detención por presuntos vínculos con el narcotráfico ha empañado la imagen del partido.

Marko Cortés, actual presidente del PAN, ha defendido su liderazgo y las decisiones tomadas durante su gestión. Cortés argumenta que las críticas son infundadas y responden a intereses personales más que al bienestar del partido. Ha hecho un llamado a la unidad y al trabajo conjunto para superar las diferencias y fortalecer al PAN de cara a las próximas elecciones.

La polémica sobre las candidaturas plurinominales ha añadido otra capa de conflicto dentro del PAN. Algunos miembros del partido acusan a la dirigencia de favorecer a ciertos grupos y de no garantizar procesos democráticos en la selección de candidatos. Esta controversia ha aumentado la desconfianza y la división entre los miembros del partido.

El PAN enfrenta una etapa crítica marcada por desacuerdos internos y desafíos externos. Las disputas entre Javier Lozano, Felipe Calderón y Marko Cortés reflejan profundas diferencias sobre la dirección del partido. Superar estas tensiones será esencial para que el PAN pueda presentarse como una alternativa viable y unida en el panorama político mexicano.

 

Por Luis Martínez Alcántara.