Sedena activa Plan DN-III-E y GN-A en Campeche, Quintana Roo y Yucatán por ‘Beryl’

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que activó los planes DN-III-E y GN-A en Campeche, Quintana Roo y Yucatán como medida preventiva ante el posible impacto del huracán “Beryl”.

Según un comunicado de la Sedena, en la Península de Yucatán se han habilitado 120 instalaciones como albergues y se ha desplegado una fuerza de dos mil 392 militares del Ejército y Fuerza Aérea, además de dos mil 501 elementos de la Guardia Nacional.

Para apoyar a la población afectada, se han preparado dos Cocinas Comunitarias capaces de proporcionar más de seis mil raciones calientes diarias.

También se dispone de maquinaria pesada, cisternas con capacidad de 10 mil litros de agua, ambulancias militares, camiones de volteo y montacargas para un despliegue inmediato.

Adicionalmente, un avión C-130 “Hércules” de la Fuerza Aérea Mexicana ha trasladado personal, despensas, material y equipo desde el Centro Estratégico de Acopio de la Sedena en la Base Aérea Militar No. 1 en Santa Lucía, Estado de México, hasta el Aeropuerto Internacional de Chetumal, Quintana Roo.

El movimiento tiene como objetivo establecer el Centro Coordinador de Operaciones DN-III-E y GN-A contra Huracanes en la Península de Yucatán, permitiendo la creación de un puente aéreo y terrestre permanente con aeronaves de la Fuerza Aérea Mexicana y vehículos del Ejército y la Guardia Nacional.

En el Valle de México, un contingente de 1,334 elementos de la Fuerza de Apoyo para Caso de Desastres y el Batallón de Atención a Emergencias está en alerta, equipado con aeronaves, helicópteros, más de 15 mil despensas y 123 mil litros de agua embotellada de la reserva estratégica de la Sedena.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) reportó que el huracán “Beryl”, de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, se encuentra en la región central del Mar Caribe, moviéndose rápidamente hacia el oeste-noroeste con trayectoria hacia la Península de Yucatán.

Actualmente, “Beryl” se localiza a 200 kilómetros al sureste de Kingston, Jamaica, y a 1,300 kilómetros al este-sureste de Cancún, Quintana Roo.

Aunque por ahora no afecta las costas nacionales, se espera que a partir del jueves sus bandas nubosas provoquen lluvias intensas, vientos fuertes y oleaje elevado en la Península de Yucatán.

Tagged: